Consejos y trucos

Es lo más lógico que lo primero que hagamos a toda costa es evitar tirar por el desagüe alimentos que puedan degradarse en su interior y provocar mal olor. A su vez debemos vigilar que los sellados de las tuberías se mantengan en buenas condiciones.

En algunas ocasiones nos encontramos con este problema, más habitual en el hogar de lo que nos pensamos, ese olor desagradable que proviene de las tuberías del baño o la cocina e incluso en ocasiones como que proviene de la lavadora o lavavajillas. Sin importar las veces que lo limpies a diario, ese olor a moho y cañería se empieza a sentir a diferentes horas del día, en especial cuando el clima es demasiado cálido o en el caso de que sea lluvioso también.

Lo más práctico y rápido ente la falta de previsión es el uso de ambientadores o espray suele ser la forma más rápida de disimularlo; pero lo que sucede es que  su efecto no es duradero y el mal olor regresa. En la actualidad hay varios tipos de productos químicos que se vierten sobre las tuberías para que se desatasquen y dejen de oler mal. Productos en algún caso muy costosos que con un buen mantenimiento y previsión hubiéramos evitado tener que comprar. Además de lo nocivos que son en algunos casos para el medioambiente y para nuestra salud. Ya que suelen ser químicos y bastante agresivos.

Pero hay que saber que hay remedios caseros y mucho más ecológicos que podemos preparar nosotros en casa con ingredientes de origen natural para ayudarnos en esta ardua tarea. Que si bien no son tan potentes si que pueden ser muy efectivos.

¿Por qué se producen esos malos olores en las tuberías?

Primero debemos saber y entender al detalle por qué se producen estos malos olores y qué medidas se pueden tomar para evitarlos de nuevo.

En la mayoría de las ocasiones el fuerte olor es el resultado de hábitos que practicamos todos los días y que ignoramos que influyen en esta cuestión:

Como es el caso de los detergentes y jabones, su uso constante sobre los fregaderos va desprendiendo una serie de químicos que se adhieren en forma de grasa en las cañerías. Poco a poco esta se va degradando y ante cualquier estímulo despide el mal olor. Lo mismo ocurre con el detergente en la lavadora y los líquidos del lavavajillas

Aunque es muy difícil evitar esto, es importante hacer caso de las medidas recomendadas, no por echar más va a estar más limpio… el exceso de producto hace que se acumule en zonas de las tuberías en las que tenemos difícil acceso, también si elegimos productos de buena calidad se puede minimizar las probabilidades que se produzca también.

Las aguas estancadas que existen en áreas de las tuberías en las que el agua se estanca, formando bacterias y moho. Esto es casi imposible que no ocurra, lo que se puede hacer es tratar de limpiarlas de manera continua para que los microorganismos no se proliferen.

El sellado de los tubos del inodoro, los grifos y los fregaderos, así como en de los desagües de aparatos como la lavadora, secadora o lavavajillas, suele degradarse debido a la humedad y el moho. Como resultado aparece un molesto olor a silicona que no mejora con el olor que producen las bacterias.

Unas tuberías viejas no solo pueden dañarse con más facilidad, sino que también suponen el mejor ambiente para el crecimiento de las levaduras y bacterias. El agua estancada junto con el material de desecho va formando unas capas que pueden llegar a obstruir los tubos.

Los restos de alimentos que se dejan ir por el fregadero son una de las causas principales del mal olor y De posibles atascos en las cañerías. En necesario utilizar un filtro, el cual permita retener en la superficie esos pequeños trozos de comida que quedan en los platos.

El Truco para quitar el mal olor de las tuberías

Ahora ya sabemos que puede producir esos malos olores en nuestra cocina y ahora vamos a saber como solucionarlo de forma natural.

Se trata de una sencilla “receta”, como si de cocina se tratase.

Hemos de combinar: Bicarbonato de sodio,  vinagre blanco, dos ingredientes cuidadosos con el medioambiente que son muy utilizados como alternativa a los productos comerciales de limpieza.

Hoy en día es uno de los trucos más recurrido para desatascar y limpiar las tuberías.

Además, una investigación publicada en 2013 sugiere que ambos productos son una forma «barata y efectiva» de limpiar. Este texto destaca que el vinagre elimina bacterias, gérmenes y mohos. De igual forma, puede romper los depósitos minerales del agua porque es un ácido. Por tanto, puede limpiar desagües, duchas y lavabos.

Por su parte, y según esta misma publicación, el bicarbonato puede ayudar a eliminar la grasa y la suciedad. Así pues, es un gran complemento para esta tarea. ¿Te animas a probar este truco?

Desde LIMSA siempre queremos ofrecer nuestros conocimientos y ponerlos al alcance de nuestros clientes y amigos. Para que resulte la vida en general mucho más fácil, Y si lo que necesitas es un experto siempre puedes llamarnos al 977380809 o contactar vía mail con nosotros limpiezassalou@limpiezassalou.com

 

 

 

Comparte esta información en tus Redes Sociales

LIMSA S.A, Desatascos y Limpiezas Salou, utiliza cookies pròpies i de tercers for aerir-li a millor navegació i servei, analitzant els seus hàbits de navegació in the nostre lloc web. En continuar navegant, entenem que acceptta el seu ús. Para obtener más información, consulte la Política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies